Volviste tarde
sin avisar siquiera
atraído por una antigua vivencia de sol
sin inaugurar
campanas ni timbres
imponencia o belleza...
 
 

Volviste impar
como el lobo más solitario de todos
atravesando fronteras
sin salir del país
perseguido por el aire y por la tierra
sin árbol en tu casa
y semillas de piedras.
 
 
Volviste lejano
buscándoles ubicación a tus temores
en el tránsito eras el pasajero más turbado
desfigurado
que retornaba.
 
 
En verdad
traías una guerra
para cambiar mi recuerdo
y supe
tu peregrinaje era demasiado tarde.
 
 
 
 
 
Mirian Fuentes

Para enviar este mensaje, dé click en la imagen

Guarde la música aquí

E-mail

Libro de Visitas

(Webdesigner by José Maciel)

Se deseas recibir actualizaciones: ¡click aqui!